Champú sin parabenos

Comprar un buen champú sin parabenos, es algo muy recomendado. Sucede que este tipo de productos, son muy abundantes en el negocio de la cosmética y el aseo personal. 

¿Cuál es la razón? Debido a que hace varias décadas atrás, gozaron de acentuada popularidad y se mantiene hasta la actualidad.

Los tipos de champús que tienen parabenos en su composición química, se empezaron a usar por sus cualidades fungicidas y bactericidas. ¡Y la verdad, dieron magníficos resultados inmediatos!

No obstante, los parabenos demostraron tener nocivos efectos secundarios a mediano y largo plazo, en especial en personas alérgicas a ellos. Además, en el año 2004, varias universidades de EEUU, anunciaron que los parabenos eran cancerígenos.

Por lo antes dicho, se ha levantado mucho revuelo en torno a estas sustancias. Sin embargo, una gran cantidad de productos aún las poseen, por ello diversas instituciones de salubridad, sugieren con insistencia el uso de productos sin parabenos.

Vale decirse que se ha intentado anular, el uso de estos compuestos en los productos de aseo personal y cosméticos. Pero, esto no ha sido posible en su totalidad.

En el caso de algunos países de América, los fabricantes solo pueden poner un porcentaje de parabenos, en la fórmula del champú. 

Por el contrario, en Europa, hay mucha más libertad y se considera que los parabenos son de muy escasa toxicidad, por lo que no tienen mayores regulaciones.

¿Qué son los parabenos?

Es importante aclarar esta gran duda de inmediato. Usando el léxico del mundo de la química, se cataloga a los parabenos, como un tipo de sustancias llamadas ésteres.

Los ésteres son compuestos orgánicos (contienen carbono), que se caracterizan por ser oxigenados. Igualmente, tienen presencia de grupos de alquilos.

Igualmente, sucede que los parabenos derivan de una sustancia inicial: el ácido para-hidroxibenzoico. Todos estos apelativos son, ciertamente, algo complicados. 

No obstante, hay algo a considerar: al tener su origen en un ácido, son excelentes bactericidas y fungicidas.

Es así como los parabenos, se perfilan como excelentes conservantes. Incluso, se usan en la industria de alimentos, para evitar la rápida degradación de ciertos enlatados. 

Respecto al negocio de la cosmética, han tenido una doble utilidad. En primera instancia, sirven para contrarrestar agentes patógenos en el cabello y la piel

Su segundo gran beneficio, es que evitan que las cremas, polvos para el rostro y champús se contaminen

Hace varias décadas atrás, se conoció que las personas se infectaban el rostro al maquillarse. Esto sucedía, porque los polvos de maquillaje se contagiaban de hongos

Algo similar acontecía con el champú, ya que se corrompía y emanaba mal olor a los pocos días de envasarse.

En nuestra época, podemos tener el champú resguardado por mucho tiempo, gracias a los parabenos. ¡Pero estas sustancias han demostrado afectar la salud de las personas!

La importancia de evitar productos con parabenos

Lo mejor es comprar un champú sin parabenos. Para empezar, sucede que son aprobados comercialmente, debido a su baja toxicidad. Esto es muy cierto, ya que los parabenos logran acumularse y pueden causar efectos nocivos. 

¿Qué significa lo anterior? Pues, si una persona usa sustancias con parabenos muy seguido, terminará acumulando en su cuerpo este compuesto. Y al pasar esto, incrementa sus cantidades y sus cualidades tóxicas.

Hay quienes recomiendan usar champús que tengan estas sustancias, en combinación con otros en donde esta  no esté presente. 

¿Para qué? Muy simple, para minimizar la cantidad de parabenos a los cuales se expone el organismo y a su vez, para aprovechar lo efectos positivos que estos otorgan en pocas concentraciones.

Dicho en otras palabras, el detalle con los parabenos, no está en su uso, sino en su abuso. Como se pusieron de moda hace varios años atrás, entonces todos los fabricantes de champús, empezaron a ponerlos en sus productos.

La consecuencia de lo anterior, es que las personas se exponen al uso de champús con parabenos en el baño diario. ¡Esto acarrea consecuencias negativas para la salud!

¿Cómo elegir correctamente un champú sin parabenos?

Una vez aclarados que son los parabenos y por qué hay que tener cuidado con ellos, corresponde ahora responder una duda: ¿cómo saber si un champú comercial tiene parabenos?

  • Antes de comprar un champú, debes revisar la etiqueta del producto. Debido al debate sobre los efectos de estas sustancias, los fabricantes están obligados a indicar, si han usado estos compuestos al fabricar sus productos.
  • En ciertos casos, la etiqueta es muy clara: “Este producto está libre de parabenos”. No obstante, esta aclaratoria tan evidente, no es precisamente la más común. Pero si la ves, ya sabes que pueden comprar el producto
  • Debes estar pendiente de los siguientes nombres: benzylparaben, propylparaben, methylparaben, butylparabeno e hydroxybenzoate.
  • Las sustancias antes mencionadas, son los parabemos que se usan en los productos cosméticos. Por ello, si aparecen en la composición del champú, es preferible buscar otra opción para el lavado del cabello.
  • Un dato importante: cuando un champú no tiene estas sustancias, puede ser más costoso. La razón, es que resulta más complicada su elaboración. ¡Pero vale la pena comprarlos!
  • Igualmente, sucede que liberan muy poca espuma. Cuando un champú es muy espumoso, es 100% seguro que tiene alta concentración de parabenos.

Muchas marcas han desarrollado una doble línea de productos: “con parabenos” y “sin parabenos”. Estos últimos, suelen ser catalogados como “ecológicos”.

Si deseas comprar el mejor champú sin parabenos del mercado, es mu fácil y rápido. Solo ingresa a esta tienda en línea y selecciona del tu agrado, a un precio muy asequible. 

Comprar productos sin parabenos de las mejores marcas

En el caso de las mejores marcas de champú sin parabeno, podemos mencionar: 

  • Valquer
  • EvaProfessional
  • Davines
  • Champú Herbal sin sulfatos
  • Otros fabricantes independientes.

Hay quienes elaboran productos de limpieza para el cabello, los cuales son 100% naturales. No solo eliminan los tan debatidos parabenos, igualmente no suelen contener sodio, sulfatos, colorantes ni ningún tipo de conservantes.

Otra característica de estos tipos de champú, es que no tienen olor. Los convencionales suelen ser perfumados, en cambio éstos tienen un aroma neutro. ¿La razón? Para minimizar la cantidad de aditivos químicos artificiales. 

¿Es recomendable comprar un champú sin parabenos? Todo indica que es la mejor opción, aunque implica la existencia de consumidores más conscientes.